Ven en fianzas, opción financiera

FacebookTwitterLinkedInEmailShare

Antes de contratar este producto, busque asesoría de los especialistas

Miércoles 23 de mayo de 2012 |  Paulina Gómez | El Universal
 

Las fianzas son un instrumento financiero que empezará a cobrar mayor relevancia en diversos sectores de la población. Juan Segura, presidente de la Asociación de Afianzadoras de México (Afianza), explicó que una fianza es un instrumento con el cual se garantiza el pago de una obligación.

Una compañía afianzadora por medio de una póliza brindará protección al beneficiario, para que en determinado momento la persona que tenga una obligación la cumpla.

Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, comentó que a la gente le da miedo el término de fianza ya que no es muy recurrente que las personas hagan uso de esta protección, “pero el problema radica en que la sociedad desconoce el tema y lo percibe como un abuso”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Afianzadoras de México, Juan Segura, reiteró que el beneficio de contratar este tipo de servicios radica en que a la sociedad o a las empresas les proporcionará la certeza de que el fiador cumplirá con sus obligaciones “lo que evitará riesgos y pérdidas patrimoniales”.

Personas físicas

Enrique Arias, director de evaluación de productos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), explicó que las situaciones para contratar esta póliza surgen de diversas necesidades, las más comunes son: un amparo judicial y económico, asegurar el cumplimiento de un contrato, ampliar y cerciorar la confianza hacia el personal laboral, entre otros.

Resaltó que contratar una fianza le generará un pago adicional que no tenía presupuestado, pero que, resultará mínimo si se compara con la seguridad que ofrece, por eso, “su uso es parte de una cultura de prevención”.

Juan Segura aclaró que el amparo más común en la sociedad es el de arrendamiento de una casa, local o departamento, con el cual se garantizará el pago de las rentas por un año.

Si por falta de empleo o problemas económicos importantes no se pueden cubrir las mensualidades, la afianzadora asumirá los gastos mensuales. No obstante, el dueño del inmueble es el que necesitará la tranquilidad de que su inquilino es una persona confiable que no quedará mal con su obligación.

Los costos de una fianza de arrendamiento varían dependiendo de las prácticas comerciales de cada afianzadora, pero por lo regular van desde 5% y 6% sobre la renta anual del arrendatario, en este costo ya se incluyen los impuestos.

Leticia Armenta Fraire mencionó que los costos finales varían en todas las empresas afianzadoras, pero básicamente tomaran como referencia la renta equivalente a un año de contrato, es decir si la mensualidad es de 5 mil pesos mensuales tendrá que pagar 2 mil 500.

Aclaró que será una cantidad no rembolsable, ya que se está pagando por el tramite y ese es el respaldo de la institución por hacerle la investigación, para acreditar frente a su arrendador que es una persona confiable.

También, existen las fianzas de divorcio, que garantizan el pago de la pensión alimenticia para el sustento de los hijos, cuando los padres enfrentan una separación. Aunque no es una práctica constante en la sociedad, este amparo deberá de convertirse obligatorio para el bienestar de los niños.

“En caso de que el cónyuge no cumpla con su manutención, la afianzadora entrará para responder en el cumplimiento de la pensión alimenticia”, aclaró el presidente de Afianza.
Dijo que será necesario contratar una fianza cuando un ciudadano enfrenta un proceso judicial, con la cual obtendrá su libertad condicional mientras se realiza el proceso frente a tribunales.

Fuente: www.eluniversal.com.mx
Esta entrada fue posteada en Fianzas y etiquetada , . Marcada a permalink.

Comentarios cerrados.